Comunicación estratégica y sostenibilidad: el único camino hacia la movilidad del futuro


comunicar la sostenibilidad

Diego Carretero

2020 será el año de la movilidad sostenible. El entorno nunca había ofrecido una oportunidad tan idónea para impulsar tecnologías verdes. Ursula von der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea, ha pisado el acelerador y nada más llegar a su puesto anunció un nuevo Pacto Verde con el objetivo de conseguir que la Unión Europea sea una economía neutra en emisiones para el año 2050. Y los ecos de Bruselas han resonado por toda Europa. En España, el gobierno declaró en su segundo Consejo de Ministros la Emergencia Climática en nuestro país para desempolvar el anteproyecto de Ley de Transición Energética que va en línea con el proyecto comunitario.  

En el otro lado del escenario, el sector privado parece haber entendido el mensaje y lleva unos cuantos años cargando la munición para lo que viene. 2020 será testigo de la presentación de la mayor cantidad de modelos propulsados por energías alternativas hasta la fecha. Los grandes fabricantes de automóviles se han lanzado a subrayar su “expertise” en esta tecnología en la carrera por alcanzar una reputación como líderes en un nuevo modelo de movilidad más acorde con los objetivos de descarbonización que les abra el camino a mayores cuotas de mercado.

Una transformación a dos velocidades. Desconocimiento y desinformación ante tecnologías llamadas a dar la vuelta al sector

Pese a que las ventas de eléctricos han cerrado el año con un aumento del 50%, también es cierto que suponen una cantidad residual de la cuota de mercado. Los combustibles fósiles (gasolina y diésel) siguen dominando el mercado y las prioridades de la mayoría de los compradores. 

Algo falla. El mensaje no llega al interlocutor y la reputación de marca que orbita alrededor de la electrificación se queda en profesionales, expertos y entusiastas de las nuevas tecnologías. Ellos conocen, aceptan y dan por sentado los beneficios de las nuevas alternativas de desplazamiento. Sin embargo, el perfil medio de comprador/usuario, que representa a una mayoría sigue sin decidirse a dar por cerrado el capítulo de la gasolina – diésel.

Se nos olvida que vivimos en un mundo en el que, con la generalización de Smartphones y redes sociales, el liderazgo de la opinión nace desde múltiples orígenes y que mientras instituciones, asociaciones y marcas hablan ya de la revolución eléctrica, por otro lado, se difunden mitos y afirmaciones con poco respaldo empírico, pero que calan. Arturo Pérez de Lucía, presidente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), lleva años mencionando el peso que la desinformación juega en torno a la aceptación del vehículo eléctrico. Cuestiones como el coste, la poca autonomía o su complejidad técnica son utilizadas en numerosas ocasiones como disuasores en el proceso de adopción de esta tecnología sin ninguna evidencia.

Un giro en el destino del mensaje. De las bondades del producto a las inquietudes del ciudadano

En definitiva, las marcas parecen estar focalizadas en transmitir “tenemos la tecnología, tenemos el producto” olvidando que un alto porcentaje de los no ya consumidores, si no el conjunto de los ciudadanos se pregunta si merece la pena invertir en algo que no conocen y que se encuentra rodeado de mitos y medias verdades.  

En este contexto el planteamiento ha de cambiar y al mensaje “apostamos por el eléctrico” se ha de unir una estrategia de comunicación y sensibilización complementaria que acerque el producto al consumidor y que desmienta la desinformación a la que están sometidos este tipo de vehículos para que realmente los ciudadanos puedan percibir las verdaderas ventajas de esta alternativa de movilidad.

Desde nuestra experiencia con clientes del sector de la automoción, como Hyundai Motor, hemos comprobado que la industria no debe limitarse a acelerar el desarrollo e implantación de tecnologías alternativas, sino apostar por “humanizar” la movilidad y ofrecer verdaderas soluciones para los consumidores. Alternativas innovadoras, por supuesto, pero ante todo soluciones que sean accesibles y reales que den respuesta a las verdaderas necesidades de la sociedad.  Posicionarse como compañías comprometidas con la electrificación, sí, pero en todas sus vertientes, desde la innovación hasta la concienciación del conjunto de la ciudadanía.  

Convencer y sensibilizar. Un esfuerzo conjunto del sector que ofrece numerosas oportunidades de posicionamiento a todos los actores que componen el ecosistema

Y las opciones son inmensas. El International Council on Clean Transportation publicó en 2017 uno de los informes más completos referidos a diferentes acciones de sensibilización y concienciación en materia de movilidad eléctrica partiendo de las campañas desarrolladas en Estados Unidos. Desde grandes eventos públicos a propuestas más focalizadas como campañas en redes sociales, premios y talleres formativos, el rango de acción y el abanico de actores con los que colaborar supone una oportunidad tanto en el fondo del objetivo como en las oportunidades de posicionamiento.

Pero el problema ante tantas alternativas es como estructurarlas para que plantear una acción de este tipo sea efectiva, llegue a un público objetivo y consiga propiciar un cambio cultural que ponga punto final al capítulo de los combustibles fósiles en el entorno de la movilidad. Y es aquí donde el asesoramiento y el papel de las agencias de comunicación puede jugar un rol fundamental.

El sector de la automoción se encuentra en un momento disruptivo, en el que la idoneidad del mensaje y la capacidad de construir puentes de colaboración para transformar en el imaginario colectivo la propia naturaleza de la movilidad es clave si se quiere avanzar en este sentido a futuro. Y confiar en aquellos que acumulan la experiencia de trabajar en diferentes sectores, con diferentes actores y las más variadas circunstancias es fundamental para una industria a la que por fin le ha llegado el momento de cambiar.

2020-02-14 00:00:00

Últimas Noticias


consumo de medios en españa

Más de dos décadas de cambios: así ha evolucionado el consumo de medios en la sociedad

2020-01-31 00:00:00

Ricardo Cirujano

No dejamos de leer que vivimos en una sociedad saturada de información, y es cierto. Tener todos los datos que queramos al alcance de nuestra mano está bien, pero el problema viene cuando no somos capaces de organizarlos, priorizar y obtener la información que necesitamos en cada momento.

LEER
primeras prácticas

Steve Jobs y Oprah Winfrey también fueron becarios

2020-01-24 00:00:00

Manuela Manzano-Monís

“Tened el valor de seguir vuestro coraje e intuición, porque de alguna manera ya sabéis lo que realmente queréis llegar a ser. Todo lo demás es secundario. Estos son mis 5 nuncas: nunca darse por vencido, nunca aparentar, nunca mantenerse inmóvil, nunca aferrarse al pasado, y nunca dejar de soñar".

LEER
Carlos del Hoyo - Agencia PR

2020: los nuevos desafíos globales reclaman unas relaciones públicas de crisis para las marcas

2019-11-06 00:00:00

Carlos del Hoyo

Nada tan sencillo como el arranque de una nueva década para la justificación simplona de casi cualquier argumento. Sin querer engañarnos con que cualquier tiempo pasado fue ¿peor?, empresas, instituciones, marcas se enfrentan a un horizonte de una complejidad aun más exigente que el que podíamos considerar en enero de 2010.

LEER
Parlamento

LOBBY IS IN THE AIR

2019-05-09 00:00:00

Rubén Carromero

Aunque es cierto que los lobbies se han visto envueltos en numerosas polémicas a lo largo de su existencia, es oportuno aclarar algunas cuestiones sobre esta actividad y destacar el papel de la agencia de comunicación a la hora de que empresas, organizaciones e instituciones públicas puedan defender sus intereses, con transparencia y legitimidad, ante las audiencias adecuadas en cada momento.

LEER